Jean Leon: el legado de sus vinos de finca

Mireia Torres y la enóloga Roser Catasús desgranan las particularidades que convierten estos cuatro vinos en excepcionales

Con una trayectoria de más de cincuenta años elaborando grandes vinos en el Penedès, la bodega Jean Leon mantiene intacto el legado de su fundador bajo la dirección de Mireia Torres y la enóloga Roser Catasús. Sus cuatro vinos de finca, certificados como tales desde 2013, son expresiones honestas del territorio con variedades internacionales perfectamente adaptadas y gran potencial de envejecimiento.

Cuatro vinos que cuentan episodios de la apasionante vida de Jean Leon, un cántabro nacido con el nombre de Ceferino Carrión, que emigró a Estados Unidos y se convirtió en restaurador de éxito: Vinya Gigi, en honor a su hija; Vinya Palau, como tributo a su ciudad natal, Santander; Vinya Le Havre, cuyo nombre hace referencia al puerto francés desde el que se embarcó rumbo a América, y Vinya La Scala, el célebre restaurante con el que materializó su primer sueño. El segundo fue elaborar un vino con su nombre para su selecta clientela.

En 1963, Jean Leon adquirió 150 hectáreas de terreno en el corazón del Penedès, cuyos suelos arcilloso calcáreos resultaron idóneos para el cultivo de la cabernet y la chardonnay. El viñedo lo plantó con injertos que consiguió de prestigiosos châteaux franceses. Su primer vino de 1969 –Vinya La Scala Gran Reserva– fue también el primero elaborado mayoritariamente con cabernet sauvignon en España. Hasta 1995 era el mismo que Vinya Le Havre Reserva pero con más meses de crianza. Vinya Gigi lo empezó a elaborar en 1971, mientras que Vinya Palau, 100% merlot, nació en 1995.

Estos vinos siguen siendo hoy los iconos de la bodega, que ha ido perfeccionando el proceso de elaboración pero manteniéndose fiel al espíritu de su creador. Entre las mejoras enológicas, figuran la utilización de fudres y depósitos de cemento para la fermentación, la selección de levaduras autóctonas y la escrupulosa selección de barricas de roble de acuerdo con el perfil del vino. De las 65 hectáreas de viñedo en propiedad, 39 hectáreas se destinan a la elaboración de los vinos de finca de Jean Leon. Son viñedos de entre 30 y 60 años dependiendo de la variedad, que se cultivan en ecológico desde 2008 (certificados por el CCPAE desde 2012).

Mireia Torres y Roser Catasús han presentado las añadas actuales de estos vinos en una cata virtual celebrada recientemente y han desgranado las particularidades que los convierten en vinos excepcionales, que es, al fin y al cabo, lo que reconoce la certificación de Vi de Finca que otorga la Generalitat de Catalunya: que el vino proceda de un viñedo con unas características únicas y un microclima que favorezcan su expresión y singularidad. “Son vinos de pequeñas producciones y realmente singulares, aptos para todos los paladares, y con una gran historia detrás”, señala Mireia Torres.

Jean Leon Vinya Gigi Chardonnay 2018 procede de un viñedo de 5 hectáreas plantado en 1967, a 300 metros sobre el nivel del mar. El vino fermenta el 50% en barricas de roble francés de 225 litros y el resto en fudres de 2.200 litros y depósitos de acero inoxidable, para seguir con una crianza sobre lías durante 6 meses en barricas y otros 6 meses como mínimo en botella. A pesar de que 2018 fue un año muy lluvioso, las temperaturas moderadas beneficiaron la maduración y preservación de los aromas de la chardonnay. “Este es un vino intenso con mucha fruta y muy fresco al mismo tiempo, una fiel expresión de la variedad que suele ser difícil de conseguir en los chardonnays mediterráneos del Penedès”, comenta Roser Catasús.

Jean Leon Vinya Palau Merlot 2015 cumple 20 años desde que se elaboró por primera vez. El viñedo de 10 hectáreas y una elevación de 265-275 metros se plantó en 1991. Tras la fermentación en acero inoxidable, el vino envejeció durante 12 meses en barricas de roble francés y entre 6 y 12 meses en botella. La merlot es una variedad especialmente sensible al cambio climático por ser de brotación y maduración tempranas. 2015 fue una gran añada para tintos, un año seco y con temperaturas moderadas que favoreció el buen estado sanitario de la uva, resultando en un vino delicado y con mucha fruta.

Jean Leon Vinya Le Havre Cabernet Sauvignon Reserva 2015 procede de un viñedo de 16 hectáreas plantado en 1968. Este vino también fermenta en acero inoxidable y hace una crianza de 12 meses en barricas y un mínimo de 2 años en botella. Si 2015 fue una muy buena añada para las variedades tintas, lo fue incluso más para las más tardías como la cabernet, que pudo beneficiarse de las lluvias de finales de agosto y principios de setiembre, favoreciendo un final de maduración lento y gradual. “El resultado es un vino elegante y concentrado, muy mediterráneo”, señala Mireia Torres.

Jean Leon Vinya La Scala Cabernet Sauvignon Gran Reserva 2013 es el vino más exclusivo de la bodega, ilustrado por la artista Gloria Muñoz. Procede del primer viñedo que plantó Jean Leon en 1963, una superfície de 8 hectáreas con una elevación de 270-295 metros. 2013 fue una gran añada, con un periodo vegetativo lluvioso y un verano seco y temperaturas moderadas. Todo ello favoreció una maduración lenta y una uva de gran calidad, que se sometió a una larga maceración de las pieles. El vino envejeció 24 meses en barricas de roble francés y un mínimo de 3 años en botella y se muestra con mucha fruta madura y untuosidad. Según Mireia Torres, “Vinya La Scala 2013 presenta multitud de matices aromáticos; es un vino complejo, estructurado y elegante”.

Sobre Jean Leon

Jean Leon es una pequeña bodega del Penedès, fundada en 1963 por el cántabro Jean Leon (nacido como Ceferino Carrión), un visionario que materializó sus dos grandes sueños: abrir el restaurante más lujoso de Hollywood y elaborar un vino exclusivo para deleitar a su selecta clientela. La bodega, propiedad de la Familia Torres desde 1994 y dirigida desde 2010 por Mireia Torres, fue la primera en elaborar un vino monovarietal de cabernet sauvignon en España y en obtener el reconocimiento de ‘Vi de Finca’ en el Penedés para cuatro de sus vinos, la máxima distinción que otorga la Generalitat de Catalunya. Con 65 hectáreas de viñedo en propiedad, todos sus vinos están certificados como orgánicos desde la añada 2012 y se exportan a más de 40 países.

Acerca de almuanadon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *